Más de ocho kilos de cocaína fueron incautados en un control vehicular en la provincia de Santa Fe, cuando eran trasladados ocultos en el baúl de un automóvil conducido por una persona que quedó detenida, informaron hoy fuentes de Gendarmería Nacional (GNA).

El operativo fue realizado por efectivos de la Sección de Seguridad Vial “Recreo”, dependiente del Escuadrón Núcleo “Santa Fe Norte”, a la altura de la intersección de la ruta nacional 11 y la ruta provincial 70, cuando detuvieron la marcha de un vehículo marca Citroën con un ocupante, que se dirigía desde la ciudad capital de Santa Fe con destino final en la localidad de Rafaela.

Al momento de la inspección del baúl del rodado, los uniformados detectaron dos bolsas de papa y observaron un bulto de nylon negro oculto dentro de cada una, detallaron los voceros.

Ante esa situación, y al estar frente a un presunto hecho ilícito, los gendarmes solicitaron la presencia de testigos para una requisa minuciosa que culminó en el hallazgo de ocho paquetes rectangulares envueltos con cinta de embalar transparente, con una sustancia blancuzca en su interior.

Posteriormente, personal de Criminalística y Estudios Forenses realizó las pruebas de campo narcotest sobre la sustancia, las cuales arrojaron resultado positivo para cocaína, con un peso total de 8,135 kilos.

En la causa intervino el Juzgado Federal 1 de Santa Fe, que orientó la detención del involucrado, como así también el secuestro del vehículo y la sustancia, en infracción a la Ley N° 23.737 de Estupefacientes.

A su vez, a raíz de este hecho, los efectivos efectuaron tres allanamientos en la ciudad santafesina de Rafaela en los cuales lograron secuestrar “cannabis sativa” y elementos de interés para la causa.