La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del Dr. Carlos Rolero Santurián, solicitó una inspección integral de un inmueble ubicado en Pasco al 1400 donde se realizaban prácticas quirúrgicas sin habilitación, y no contaban con personal con título habilitante. Además los responsables del lugar, situado en el barrio de Constitución, arrojaban los residuos patogénicos a la vía pública.

La inspección integral fue llevada adelante por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal y la División Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina. Durante la inspección se encontró a una persona que estaba siendo intervenida quirúrgicamente por un hombre que no contaba con título habilitante. El procedimiento de medicina estética se realizaba en una sala improvisada como quirófano sin la asepsia necesaria donde además circulaban 3 perros.

El fiscal interino, Hernan Biglino, ordenó la detención del falso médico ante el delito en Flagrancia, artículo 247 (Usurpación de título) del Código Penal. Y solicitó el traslado de la paciente vía SAME, derivada al Hospital Durand, para su evaluación clínica.

En el centro quirúrgico sin habilitación se secuestraron psicotrópicos, implantes mamarios, materiales con restos orgánicos y material sedativo para cirugía.

El Secretario de Cámara de la UFEMA, Dr. Ricardo Bomparola, señaló que el imputado sólo contaba con el título de Instrumentador quirúrgico, título que no lo habilita a dicha práctica médica que exige título habilitante. La detención se comunicó al Juzgado PCyF Nro. 4, a cargo de la Dra. Rocío Di Muro. El hombre fue imputado por el artículo 247 en concurso ideal con el artículo 208 inciso 1 del Código Penal.

En el procedimiento también participaron la Dirección General de Fiscalización y Control, y la Dirección General de Control Ambiental del gobierno porteño, que ordenaron la clausura del lugar por no contar con la habilitación correspondiente y por generar residuos patogénicos. Estuvieron presentes personal del Ministerio de Salud de la Nación.

La causa fue iniciada por denuncias de vecinos que encontraban residuos patogénicos en los contenedores de residuos domiciliarios de la vía pública. Interviene la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental que solicita tareas de investigación a la Oficina de Coordinación Operativa del Cuerpo de Investigaciones Judiciales y a la División de Delitos Ambientales de la Policía Federal. Las tareas de relevamiento del domicilio determinaron el ingreso y egreso de personas que presuntamente podían ser pacientes, así como otras con indumentaria médica, y se comprobó el funcionamiento de un centro quirúrgico clandestino, sin las habilitaciones respectivas en el lugar.