Una empleada municipal de Berazategui denunció que recibió una muy mala atención en la sucursal de ese distrito del Banco Provincia cuando quiso cobrar su sueldo por ventanilla.
 
Mónica Antonelli, delegada municipal de Plátanos, aseveró que siempre cobra sus haberes por ventanilla porque distintas obligaciones personales hacen que necesite todo su dinero.
 
El viernes cuando le impidieron el ingreso a la sucursal de la avenida 14, bajo el pretexto de que para hacer ese trámite necesitaba sacar un turno, “nunca me habían solicitado eso”, indicó la mujer.
 
Las efectivas policiales que se encargan de dejar entrar o no y de poner alcohol a los clientes le negaron la entrada, “yo les preguntaba por qué no podía ingresar a cobrar mi sueldo, nunca saqué turno para eso, y les decía que son policías y no empleadas bancarios, ¿Cómo no voy a poder pasar a un banco público cuando yo tengo que pasar si o si?”.
 
“No me brindaban ninguna información solo me decían que no podía ingresar porque no tenía turno, yo tenía que cobrar mi sueldo y siempre lo cobré así”, indicó, y agregó: “No tenía porque recibir ese destrato, me metieron al banco para gritarme, una señorita que se presentó como directora, yo había pedido hablar con el gerente o el subgerente, ni siquiera eso me dejaron hacer”.
 
Luego, afirmó: “Los municipales que no queremos cobrar por cajero electrónico lo podemos hacer por caja, siempre fue así. Me quedé haciendo la fila, cuando me tocó entrar la policía que está en el video le dijo a la compañera “a esta desde las 10 menos 20 que le dije que no la iba a dejar entrar, no sé que quiere”, yo la estaba escuchando. La otra policía me empezó a preguntar qué quería a lo que yo le respondí que lo único que quería era cobrar mi sueldo, que no le pedía nada. Iba a buscar mi sueldo, que desgraciadamente está ahí”.
 
“Me dijo que use mi tarjeta, cuando ella no es nadie para decirme cómo tengo que cobrar, que yo quiero retirar toda la plata. Uno tiene obligaciones económicas, y a ellos no les tiene que interesar, me dejaron una hora más, me cerraron la puerta de nuevo en la cara y después me hicieron pasar para hablar con una empleada muy mal educada. le dije que no tenía nada que hablar con ella, que me atendiese el Gerente o alguien responsable, yo sé que puedo cobrar el sueldo por caja porque siempre lo hice así. Lamentablemente, nunca me dieron una solución”, finalizó.