El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) presenta hoy en Avellaneda la Campaña Federal por un Deporte Libre de Discriminación y Violencias, con la que busca concientizar a federaciones y clubes.
 
El Parque La Estación, ubicado en Güemes al 700 (Avellaneda), recibirá a las 17.30 a la titular del Inadi, Victoria Donda; la coordinadora del Observatorio contra la Discriminación del INADI, Karina Iummato; y la directora de Políticas contra la Discriminación, Ornella Infante, para el lanzamiento de la campaña.
 
Esta iniciativa apunta a sistematizar, fortalecer y federalizar una serie de acciones e iniciativas que el Instituto viene llevando a cabo a través de su Observatorio de la discriminación en el Deporte, las cuales están orientadas a prevenir y erradicar la discriminación en el ámbito deportivo.
 
Las principales líneas de trabajo, a llevarse adelante en todas las provincias, consisten en tareas de relevamiento (investigaciones, veedurías en estadios), ampliación de los vínculos institucionales (con clubes, federaciones y otras áreas estatales), jornadas de visibilización y concientización (en redes, clubes, medios de comunicación) y talleres de sensibilización (presenciales y virtuales).
 
“Entendemos que el deporte, sobre todo barrial, además de ser una actividad recreativa y educativa con un fuerte componente social es y debe ser un ámbito de encuentro en la diversidad, que debe desarrollarse de manera plural y desprejuiciada, en un contexto de igualdad de oportunidades y con alcance masivo y federal”, explicaron los técnicos del Inadi.
 
Luego, el periodista y locutor Franco Torchia moderará un panel con Mónica Santino –de la ONG Nuestra Fútbol Feminista-, Paula Ojeda (de Vélez Sarsfield) y deportistas de la federación de Skate.
 
“La lucha contra la violencia y la discriminación hay que trabajarla desde las bases y por eso los clubes de barrio son clave”, detalló Ojeda, del sector de Género de Vélez Sarsfield, quien además destacó el trabajo pionero de la Argentina para reconocer el matrimonio igualitario y de igualdad de género.
 
“Lo vemos en las escuelas y nos lo cuentan los colegas de los clubes de barrio, que los chicos aceptan e incorporan a un niño trans o un chico hijo de una pareja del mismo sexo como algo natural. Es más, consideran que todos deben jugar juntos, que no debe haber separación por género o sexo. Y eso tiene que ver con que la Argentina es precursora en esta lucha y con que los niños ya vienen sin prejuicios”, explicaron en el Inadi.