Berazategui goleaba 5 a 0 a Ituzaingó, en Remedios de Escalada, a una fecha de terminar la temporada 1976. Faul en el área del Naranja, el árbitro Rubén Bermolen marca el punto penal. Para sorpresa de propios y de extraños, la pelota la tomó Gaitán, el uno de la visita. Ante la intimidante mirada de Gerónimo Mezzina. Gaitán patea con total precisión y descuenta. A falta de diez minutos, gana la ADB 5 a 1, es el sábado 20 de noviembre.

El Gato Mezzina mira al horizonte, busca revancha. Que un arquero le convierta un gol no es grato. Solo dos minutos después, una dura falta sobre Carlos Lobo desemboca en la pena máxima. El entrenador Cacho Espinosa grita desde el banco de suplentes en dirección al arco de Bera, le hace señas a Mezzina, le dice “Andá vos”. Los compañeros del Gato lo arengan para que vaya por la revancha. Le da fuerte y gol, el Gato Mezzina marca el definitivo 6 a 1 frente a los del Oeste. Una fecha después sería el turno del festejo total ante Juventud Unida en All Boys.

Ese tanto, cuarenta y cinco años después, ocupa un lugar de privilegio en la historia del Naranja, ya que nunca un arquero naranjero volvió a convertir.
El Gato había llegado al Club de la mano de Emilio Rulo Caamaño, quien ofició de ayudante de Cacho Espinosa en los albores de la ADB. Caamaño, además, era el entrenador del equipo de fútbol de la fábrica Peugeot, multicampeón de los Torneos Interindustriales Deportivos (TID), allí atajaba Mezzina.

En la ADB, el Gato que tenía 25 años, debutó en el primer partido de la historia de la institución. Fue el 27 de marzo de 1976, en el 1 a 1 frente a San Martín de Burzaco en Adrogué. En ese certamen, que consagró con el ascenso a Berazategui, fue titular indiscutido. Estuvo ausente por lesiones en seis encuentros, de los cuales cinco correspondieron a la Ronda Final. En todos, su relevo fue Domingo Mucci, y en una ocasión fue reemplazado unos minutos por Anselmo Frías.

En 1977 también fue el guardavalla naranja, en las citas que no pudo estar dijeron presente el Tano Mucci y el joven Norberto Loose.

En 1978 llegó a la ADB Jorge Roberto Rodríguez libre de Dock Sud para ocupar la portería, los suplentes de aquel plantel fueron Norberto Loose y Sergio Tiselli. Sobre el final del campeonato regresó el Gato Mezzina para ocupar su lugar en el mundo, el arco de Bera.

Para 1979 otra vez el Gato quedaría marginado, ésta vez fue relegado por Chupete Roberto Roldán, pero otra vez Mezzina ganaría la titularidad en las últimas jornadas de la temporada.

Entre 1980 y 1983, el Gato se quedó con el buzo, de forma indiscutida y transformándose en uno de los pilares y símbolo del Naranja en esos torneos.

Totalizó 204 partidos en la ADB, además del carisma y el grato recuerdo en los hinchas, también dejó un récord que parece imposible de superar: le patearon 59 penales de los cuales solo le convirtieron 40, los otros 19 fueron atajados o desviados.

Hace tres décadas que Mezzina reside en los Estados Unidos, una vez al año regresa a la Argentina y una de las visitas obligadas es Berazategui, sitio de encuentro con viejos compañeros de hazañas futboleras.

Ezequiel Droghi