El ministro de salud del Chubut, Fabián Puratich, confirmó el faltante de 30 dosis del segundo componente de la vacuna sputnik V que estaban en el hospital regional de Comodoro Rivadavia y aseguró que se trató de un “hurto” y no de un robo.

“Se radicó la correspondiente denuncia, atento a que estamos frente a un presunto hurto porque no había ningún elemento violentado y el consultorio estaba bajo llave”, aseguró el ministro.

Puratich, en diálogo con Télam, reveló que “el faltante registrado en el lugar corresponde a unidades del segundo componente” que se encontraban depositados en los equipos de frío de ese hospital, el más importante por su complejidad del sistema público de salud provincial.

Las dosis se encontraban depositadas en un freezer dentro del vacunatorio, una sala en la que se estaban aplicando las dosis para el personal de salud y que se encontraba bajo llave.

Si bien la situación recién trascendió hoy, el faltante de esas dosis se constató en los primeros días de este mes.

La denuncia se radicó una vez realizado el informe interno para determinar responsabilidades y oportunamente informar a la autoridad judicial sobre el personal que tenía llaves y el acceso habitual al lugar.