Entre el sábado por la noche y domingo por la madrugada el municipio de Quilmes informó que en ese distrito se lograron desarticular cuatro fiestas clandestinas en pleno desarrollo.

La tarea la llevó adelante personal de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC), a cargo de Alejandra Cordeiro, y el subsecrertario Federico Arroyo; la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano, al mando de Gaspar De Stéfano, a través del titular de la Subsecretaría de Coordinación Operativa de Seguridad, Diego Feustel, y la Policía de la provincia de Buenos Aires.

Una de las fiestas clandestinas desarticuladas, en la que se realizó decomiso de equipos de audio, fue en una casa de ubicada en calle Craviotto al 3200, de Quilmes Oeste.

Otra de las fiestas clandestinas desbaratadas fue en un domicilio ubicado en calle Liniers al 4900, de Bernal Oeste, donde se decomisaron bebidas alcohólicas y equipos de sonido. La misma había sido promocionada vía redes sociales.

También se desarticuló otra fiesta clandestina en la calle Pellegrini al 4200, de Quilmes Oeste, donde se tomó nota de la misma por denuncias llegada a los canales telefónicos anteriormente mencionados. Allí se dispersó a los concurrentes y se dio por finalizado el encuentro ilegal.

En tanto, otra de las denuncias recibidas daba nota de posible fiesta clandestina en calle 331 bis 1400, de Quilmes Oeste. A la llegada de las autoridades se encontraron con que en el lugar se estaba desarrollando una posible fiesta clandestina por lo que se les pidió a los concurrentes que desistan de seguir con la misma a lo que inmediatamente comenzaron a salir de dicha vivienda.