La empresa de colectivos MOQSA que une a una gran parte de la zona sur del Gran Buenos Aires con CABA anunció que a partir de la 0 horas de mañana 8 de enero los choferes comenzarán con una abstención de tareas.

La medida de fuerza se debe a que, según la empresa, no se ha girado un dinero adeudo desde el gobierno nacional, lo que impidió el normal depósito de los sueldos.

“Se comunica al público usuario que ante la falta de acreditación de las compensaciones tarifarias nos vemos en la imposibilidad de afrontar los haberes de diciembre”, expresó MOQSA en sus redes sociales.

Luego, informó: “ante esta situación el personal comenzará con abstención de tareas a partir de las 0.00 horas del día viernes 8 de enero hasta tanto no se acrediten sus haberes, por lo tanto no se podrán realizar los servicios diagramados. Cumplimos en informar para que tomen los recaudos necesarios”.

Fuentes cercanas a los trabajadores indicaron que se espera que el dinero de los sueldos se acredite en horas de la madrugada, lo que provocaría que la medida de fuerza se levante.