El Encuentro por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Berazategui repudió la vandalización que manos anónimas realizaron contra baldosas que recordaban a trabajadores de la empresa Rigolleau desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

En un comunicado, el Encuentro aseveró: “Los negacionistas de siempre creen que ocultando la Memoria las barbaridades del genocidio se olvidan. No nos harán retroceder en nuestro empeño de señalizar el camino de la Memoria, de ponerle rostro y nombre a los que ya no están, víctimas del plan sistemático de represión ilegal y desaparición forzada de personas entre 1976 y 1983”.

“Señalización que comenzó allá por el año 2010 con el Castillo de Plátanos, continuando por las casas de Diana Iris García, Ernesto Rivera, Alejandro Estigarria, Carlos San Martín, Miguel Angel y Leocadio de Jesús Pintos, Rodolfo Pereyra, Docentes desaparecidos, alumnos, ex alumnos y docentes del Politécnico de Berazategui”, finalizó.