El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que es “un orgullo terminar con la tarea iniciada por los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández” de llevarle “una solución a los que dejan sin voz”, en referencia a los sectores más vulnerables, al encabezar hoy en el municipio bonaerense de Ezeiza un acto de entrega de viviendas para familias de las provincias de Buenos Aires y Río Negro, y obras de reactivación de viviendas para Formosa y La Rioja.

Fernández estuvo compañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa.

Por su parte, el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, participó de la entrega de viviendas a 92 nuevos propietarios.