La municipalidad de Quilmes realizó hoy un operativo para verificar la higiene en el transporte público y determinar cómo viajan los usuarios, a fin de detectar situaciones de hacinamiento y evitar contagios por coronavirus, informaron hoy fuentes oficiales.

Agentes de la subsecretaría de Transporte bonaerense y de Tránsito del municipio realizaron los operativos durante una recorrida por la estación de Quilmes, uno de los nodos donde el Gobierno de la Provincia realiza controles permanentes junto a las fuerzas de seguridad, informó el ministerio de Infraestructura y Servicios Público bonaerense.

“La intendenta nos pidió reforzar los controles sobre las empresas en cuanto a la desinfección, que es una de las preocupaciones que tiene el Municipio y acá estamos para verificar que se cumpla con su requerimiento”, expresó Supply.

Además, el funcionario provincial indicó que el objetivo es disminuir el movimiento en el área metropolitana y así reducir los riesgos de contagios de la Covid-19: “Dentro del marco de los controles del coronavirus en el transporte pudimos ver y cercioramos de que en este momento, y venimos haciéndolo hace tiempo a pedido de la intendenta, no hay inconveniente en el transporte de colectivos ni de trenes, no hay hacinamiento”.

Por su parte, Mayra Mendoza destacó la fiscalización que realiza el Gobierno de la Provincia para combatir el coronavirus: “Para nosotros es muy importante tener este tipo de controles, no sólo en los trenes sino en todo el transporte público, y contar con la responsabilidad y solidaridad de las empresas para que puedan mantener la limpieza en cada uno de los móviles que transportan a las personas”.

Esta fiscalización del protocolo sanitario en el transporte público se lleva a cabo durante toda la semana en consonancia con los controles que viene realizando la cartera provincial en rutas, autopistas y estaciones del AMBA.