La Cicop bonaerense reclamó una partida de emergencia para afrontar la pandemia y un aumento

Los 13 mil trabajadores y profesionales de la salud pública de los hospitales bonaerenses,. municipales y centros de salud reclamaron hoy “una partida de emergencia para la contingencia de la pandemia de coronavirus, como parte del aumento del presupuesto de la salud provincial”, y solicitaron la implementación de un aumento salarial de emergencia.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) que lideran Martha Márquez y Fernando Corsiglia explicaron que ese incremento de los haberes debe aplicarse “a cuenta de la paritaria universal de la Ley 10.471 para la totalidad de los integrantes de los equipos de salud”, ya que “el haber inicial de un profesional que cumple 36 horas semanales de labor no alcanza los 40 mil pesos”, señaló un comunicado.

La Cicop también se pronunció por “la inmediata resolución de los trámites demorados de designaciones de cargos y funciones”, y por la incorporación de los residentes que egresarán en mayo próximo con los mecanismos de la Carrera Profesional Hospitalaria de forma independiente de sus profesiones o especialidades para recomponer los planteles.

“Hay que constituir un comité central de crisis y comités en cada efector, de idénticas características y con la participación de los trabajadores, para adoptar decisiones de forma democrática. Esos comités tienen que valorar la provisión de insumos, tests, diagnósticos y equipamiento provincial y municipal para enfrentar la demanda de atención según la evolución de la pandemia. Insumos e infraestructura deben ser de utilidad pública para garantizar su distribución en cantidad suficiente en hospitales y centros”, puntualizó.

Los dirigentes exigieron el cumplimiento de todas las normas de bioseguridad y la provisión de materiales de protección para el personal expuesto al contagio del virus, a la vez que demandaron la extensión de las licencias a los trabajadores con factores de riesgo, embarazadas y a quienes cuidan a menores y adolescentes, concluyeron.