La Primera División y el resto de las categorías del fútbol argentino quedarán suspendidas hasta el 31 de marzo próximo por la pandemia de coronavirus, tras un consenso logrado hoy por los diversos actores involucrados, que será oficializado en las próximas horas.

“Mañana se va a resolver esta situación”, prometió el titular de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, cuando ingresaba a la sede del gremio luego de reunirse con autoridades del gobierno nacional.

Horas antes, el propio dirigente sindical había admitido la posibilidad de la suspensión al adelantar que se respetaría “la decisión de los jugadores”, en su totalidad de acuerdo con no prestar servicio para no exponer su salud.