El jueves 27 próximo serán las primeras citaciones en la Justicia por las imputaciones de usurpación de la propiedad privada contra trabajadores, que realizó la multinacional Kimberly-Clark.

“Esta patronal contó con la complicidad del gobierno Macrista, de la justicia y del gremio para poder realizar un cierre trucho y despedir 209 familias. Hasta el momento el gobierno actual no hizo nada para contrarrestarlo, mientras Kimberley-Clarck avanza con el vaciamiento de una planta lista para producir por el otro inaugura lujosas oficinas en Olivos y comienza a tercerizar e importar los productos”, detallaron los obreros.

Del mismo modo, indicaron: “Los papeleros de Kimberly resistimos y dimos una lucha tenaz, durante 70 días ocupamos la fábrica para impedir el cierre, y realizamos múltiples medidas de lucha en defensa de nuestros puestos de trabajo”.

Luego, agregaron que “la respuesta que tuvimos a esta lucha fue un operativo policial gigantesco para desalojarnos que dejo como saldo la imputación de 10 trabajadores. La justicia quiere colocar a los trabajadores que dimos una lucha legítima, en el banquillo de los acusados, presentando nuestra acción gremial resuelta en asamblea que fue la ocupación de la planta para evitar el vaciamiento de la fábrica como un acto de usurpación de la propiedad privada”.

Por esta situación, los trabajadores convocaron para el próximo jueves, a las 8.30, a las puertas de la fiscalía ubicada en Hipólito Yrigoyen 475, de Quilmes, exigiendo el cierre “inmediato de las causas” contra sus compañeros, y luego a la marcha al Municipio donde realizarán una olla popular.