Un fiscal federal de Tucumán denunció la desaparición de cocaína que había sido secuestrada durante un procedimiento de Gendarmería Nacional y que estaba a resguardo en una caja de su dependencia, informaron hoy fuentes judiciales.

La denuncia, que se conoció en las últimas horas, fue efectuada en noviembre último por el titular de la Fiscalía Federal 2 tucumana, Pablo Camuña, ante su par de la Fiscalía 1, Carlos Brito; y también indicó que el resto de la droga incautada en el mismo operativo fue encontrada oculta y con las medidas de conservación violentadas en un sector común de las oficinas a su cargo.