Al menos 51 camiones valuados en $ 100 millones y decenas de autopartes fueron incautados por la Policía de la provincia de Buenos Aires en las últimas horas tras un operativo contra desarmaderos desarrollado en Quilmes.

El procedimiento, llevado a cabo por efectivos de la Dirección de Investigaciones contra el Crimen Organizado, ocurrió en Bernal, donde funcionaba un taller como fachada llamado “El nuevo ciervo”, pero en el lugar se cortarían autos de diferentes marcas y modelos además de transportar y vender dichas autopartes de procedencia ilícita.

La investigación, que comenzó por una denuncia anónima, incluyó tareas encubiertas y vigilancia mantenidas en distintos días y horarios para verificarse que en el taller se realizaban tareas ilícitas. Tras allanarse este galpón de grandes dimensiones se encontraron 51 camiones presuntamente de origen importado usados sin chapas patentes colocadas -que pudieran demostrar la titularidad registral- además de decenas de autopartes y herramientas varias, entre otros elementos.